Natty Pregnancy Pillow Usage

La primera noche con tu almohada de embarazo - Guía fácil para estar cómoda

Author Information
Author Image
by Ana Marie Custodio

Para sacar el máximo partido a tu nueva almohada para embarazadas, sigue estos pasos y disfrutarás de un confort y soporte óptimos:

1. Desempaquetado y Mullido

Tu almohada Natty te llegará envasada al vacío para mayor protección y eficacia durante el transporte. Aunque el relleno del interior no valore este proceso, es totalmente normal que necesites mullir y airear la almohada durante un par de horas tras la recepción, aunque el relleno interior no aprecie este proceso. Masajea suavemente tu almohada Natty para separar las secciones comprimidas y asegurar una distribución uniforme de las fibras.

2. Primer uso con una Siesta Rápida

Incorpora la almohada de embarazo poco a poco a tu vida cotidiana. Para ello, puedes echarte una siesta rápida en el sofá. Tu cuerpo está en constante evolución y puede necesitar algún tiempo para adaptarse, por lo que es aconsejable que experimentes con distintas combinaciones antes de pasar una noche entera con ella. Ten en cuenta que lo que te funciona en las primeras fases del embarazo puede necesitar ajustes a medida que avanza tu gestación.

¿La almohada está demasiado firme?
Prueba a quitarle un poco de relleno hasta que encuentres un grado de firmeza que te resulte cómodo.

 3. Configurando tu Almohada

Para nuestros clientes, la versatilidad es una de las cualidades favoritas de la almohada Natty. Experimenta con distintas combinaciones durante la primera semana para elegir la que mejor se adapte a ti.

 

Colocación estándar de la almohada: Proporciona un soporte abdominal para las personas que se giran durante la noche y duermen a ambos lados. Utiliza la almohada pequeña como soporte extra para el vientre o la espalda, facilitando así el descanso lateral.

Estándar + Almohada larga entre las piernas: Una configuración muy recomendada por los profesionales sanitarios y por nuestras clientas mamás, especialmente para quienes sufren dolor de caderas. Coloca una almohada larga entre las piernas para mantener una alineación adecuada de la cadera y la columna vertebral.

Soporte largo de la espalda (para personas que duermen boca arriba): Ideal para quienes se despiertan boca arriba por la noche. La almohada larga evita que te gires completamente sobre la espalda mientras duermes, pero te permite tumbarte de modo que no estés completamente de lado, lo que suele ser incómodo para quienes duermen boca arriba.

Soporte largo para el vientre (para una acogedora sensación de abrazo): Perfecta para quienes duermen de lado, proporciona soporte para el vientre y la espalda a la vez que ofrece la reconfortante sensación de ser abrazada por la almohada.

    4. Limpieza de la Funda de Almohada

    Antes de lavarla, recuerda dar la vuelta a las fundas para proteger el velcro. Selecciona un programa de lavado delicado o lava a mano a una temperatura de 30 °C / 86 °F. Tras el lavado, seca la funda al aire libre o cuélgala en un tendedero para conseguir un tacto suave, y plánchala si es necesario. Evita la secadora para mantener la calidad de la almohada.